El niño en sus primeros años absorbe sus conocimientos del medio ambiente. Para asegurar un buen aprendizaje, su ambiente debe ser preparado dándole la oportunidad de escoger libremente actividades para las que esta listo. Su guía (teacher) tendrá especial cuidado para mantener ese ambiente: seguro, limpio, bello y armonioso, cuidando todos los detalles. Debe ser funcional para satisfacer todas las necesidades de los

 

 

 

continue
1  

niños que están en él y organizado en forma lógica y secuencial. Este ambiente preparado, en conjunto debe decir al niño: "Hay orden y belleza en el mundo, ven, participa, involúcrate en él".

El niño pequeño aprende también a través del movimiento. Necesita la oportunidad de moverse, explorar y aprender usando todos los órganos de sus sentidos: ojos, oídos, olfato, gusto tacto.